El efecto boomerang en las campañas contra la violencia intrafamiliar

Redacción: Maholy Martínez (@Maholy53649112) y Alejandra López (@MayAlejandra20)


Los comportamientos violentos causan inquietud en distintos grupos sociales, que desde diversos ámbitos toman medidas para tratar de dar solución al problema.

La difusión de campañas institucionales de comunicación en contra de la violencia, y el fomento de la publicación de noticias relacionadas con sucesos violentos, suelen ser algunas de las acciones utilizadas, pero su eficacia no siempre es la esperada, ya que los datos no son coherentes con las cada vez más habituales campañas comunicacionales y de concienciación.

Al mostrar a la población a través de cualquier medio de comunicación información sobre violencia, se transmitiría la idea de que la mayoría de individuos están actuando bruscamente, esa conducta inapropiada podría ser tomada como una norma y los individuos optarían por imitarla.

El riesgo del efecto boomerang en campañas anti violencia

Según una investigación desarrollada en España, existe una contradicción acerca de que el mensaje antiviolencia podría aumentar la predisposición a desarrollar comportamientos violentos. A esto, varios investigadores denominan efecto boomerang.

Además, el estudio advierte que uno de los errores más comunes que se comete al tratar de corregir un mito o una creencia equivocada, es repetirlo. Una hipótesis señala que la mayoría de la población asumiría como propios los mensajes contrarios a la violencia; sin embargo, la problemática es que son precisamente aquellos individuos con mayor apego a conductas violentas, quienes podrían reaccionar ante el mensaje de una manera no esperada.

Lo que ha generado alerta en las autoridades es el aumento de cifras de maltrato intrafamiliar, pese a que se ha trabajado arduamente en la difusión de contenidos o mensajes con el fin de sensibilizar a la población.

Las campañas que se han venido realizando no han logrado obtener la aceptación necesaria, por lo que tienden a tener resultados negativos, lo que genera que no se consigan los resultados deseados.

Una nueva campaña en Manta, Ecuador

Lady García concejal del GAD en Manta, Ecuador y presidenta de la Comisión Permanente de Igualdad y Género, lidera una campaña llamada V Plantón de Rosas Rojas, con el eslogan Manta sin violencia contra la mujer, es nuestra meta; la misma que pretende sensibilizar a la sociedad mantense para erradicar la violencia e impulsa una iniciativa para inculcar una cultura basada en el respeto.

Frente a este tipo de iniciativas, Janeth Grain, especialista en psicología, advierte que al transmitir un mensaje o información sobre violencia, es necesario tomar en cuenta los efectos de insensibilización, sensibilización y reacción psicológica de los individuos a los cuales se dirigen, y mediante una estrategia clara, planificación cuidadosa, será posible lograr cambios. Agregó que “si en una familia existen problemas de maltrato, lo recomendable es que la mujer acceda a alejarse de su pareja o viceversa, ya que esta conducta no se cura por si sola y debe existir un tratamiento, de lo contrario el ciclo se repetiría una y otra vez”.

Además, afirma que una sola campaña no puede radicar todas las cuestiones relacionadas con la violencia, porque se requieren estrategias de largo plazo que se ejecuten en múltiples frentes para prevenirla o al menos tratar de reducirla, ya que el éxito parcial de las diferentes campañas ha contribuido considerablemente al logro de cambios en la concienciación pública, así como también se deben implementar leyes y políticas para poner fin a esta problemática.

Si las campañas de comunicación contienen violencia, estas pueden generar más violencia, por eso se debe evitar exponer estos contenidos, para prevenir el efecto imitación.

A nivel nacional

En marzo de este año el Gobierno ecuatoriano inició la campaña Sé tú sin violencia , para impulsar la prevención de los abusos de género, para ello se aprobó la Ley Orgánica Integral para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres. El presidente Lenín Moreno indicó que se destinaron 8 millones de dólares y se tiene previsto extenderla hasta mayo de 2021, con el fin de intensificar la lucha contra el maltrato y obtener resultados positivos ante otras campañas.

La violencia como un problema social

En la sociedad actual el comportamiento impulsivo constituye uno de los problemas que más preocupan a la humanidad, debido a las secuelas o consecuencias que provoca dicha conducta en los individuos afectados, por ello instituciones públicas o grupos de cualquier otra índole, han puesto en marcha diversas acciones para erradicar o al menos minimizar las conductas violentas.

Según un informe publicado por la Fundación Aldeas Infantiles SOS , entre el 2014 y 2015 en Ecuador, el 56% de niños, niñas y adolescentes han ingresado a instituciones de acogimiento por causas y efectos de la violencia, y 6 de cada 10 mujeres han sido víctimas de la misma ya sea física o psicológicamente.

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *