Prisa sin prisa

Por: Klovis Cedeño Loor (alumno de periodismo III)

Después del terremoto del 16 de abril del 2016, uno de los lugares más afectados de la ciudad de Manta y del Ecuador fue la parroquia de Tarqui. Por lo cual en la necesidad de mejorar aquel lugar por ser uno de los principales puntos de comercio de la ciudad y por tener gran cantidad de población era necesaria la reconstrucción.

El Banco Mundial, uno de los principales aportadores de recurso para la reconstrucción de Manta, entrego una cantidad aproximada de $ 100 millones a la Municipalidad del cantón, en el cual, según Cristóbal Calderón encargado de la obra,” para la reconstrucción de Tarqui hemos recibido una cantidad aproximada de $10 millones”.

“Por medio del Plan de Reconstrucción Integral de Zonas Afectada (PRIZA), se llevará la construcción del sistema de agua potable y alcantarillado sanitario, y junto con el Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (MINTEL), quien a través de una de sus corporaciones CNT, será quien se encargue del  soterramiento del cableado eléctrico y de telecomunicación, serán las principales entidades en esta obra estipulada para mejorar esta área de Tarqui” destacó Cristóbal Calderón, encargado de la obra que consiste en el soterramiento de las Avenidas 101 hasta la 109 y de la calle 101 hasta las 106 de la parroquia de Tarqui.

Esta obra inicio a finales del 2016, y según los moradores de la zona de Tarqui o denominada después del terremoto del 16 A, “Zona Cero”, debió entregarse a finales del 2017, con una duración estipulada de 11 meses.

Sin embargo, para Carlos Quintero morador de la Zona Cero, añade que el soterramiento en este lugar es una obra verdaderamente de calidad, el problema radica fundamentalmente en el retraso de la obra, pues según él un día abren una zanja en una calle, luego en la otra y así se mantienen, donde no terminan un lado y van al otro, entonces eso hace que el avance no se vea, sino más bien es notorio un atraso considerable en la obra efectuada por la compañía PRIZA.

“Hace poco, aproximadamente unos dos meses volví a reabrir mi local, pues desde el 16A, que salí de Tarqui no había vuelto a este lugar, luego decidí volver y a pesar de la manera que se encuentra, bastante desolado y con tantos huecos por parte de estos trabajadores que están realizando el soterramiento aquí, es lamentable ver como está tan demorada la obra, pues ya debería estar terminada  sin embargo, aún esta totalmente entera”, precisó Ana Anchundia dueña de la peluquería Marty, quien mientras daba su opinión se mostraba realmente preocupada por la situación que vive en aquel lugar de Manta.

“Esta obra estaba estipulada para culminar a finales del mes de diciembre del año anterior, sin embargo, unos de los puntos claves en la demora de este trabajo es que en las excavaciones que se realizaron para las instalaciones, nos encontramos con otras tuberías que no contaban en el plano, por lo que el municipio fue quien no nos entrego el plano actualizado de esta manera hubiéramos avanzado muchos más rápido”, resaltó Rafael Mendoza, maestro de obra encargado de la excavación para la instalación de las tuberías en la Zona Cero.

La infraestructura que se instala en Tarqui cuenta con la construcción del sistema de agua potable y alcantarillado sanitario, además también realizaran lo que es el soterrado del cableado eléctrico y de telecomunicación, por lo que una vez culminado esta obra la zona cero será muy diferente al antiguo Tarqui, pues contara con toda la parte eléctrica subterránea y se eliminara el cableado aéreo de la zona.

“Tenemos que realizar excavaciones de las cámaras y cielos abiertos para colocar las tuberías, hacer zanjas para ingresar los poli tubos, en fin, será una obra realmente buena, y una de las pioneras en Manabí, por lo que una vez culminado este trabajo realmente esto beneficiará a este lugar”, anticipó la Arquitecta Angela Vera, residente civil encargada de llevar la obra de las instalaciones de tubos para el agua potable.

“Soterramiento zona cero, es nuestro consorcio, donde trabajamos junto a un grupo encargado de esta obra, sinceramente este trabajo ya debió esta culminado pero, algunos percances hicieron que se atrasara la obra, pero para mediado de este año ya estará todo finalizado y Tarqui ya lucirá su infraestructura subterránea de punta por su gran calidad”, adelantó Mario Paz Quimis, ingeniero y encargado de supervisar la obra que se realiza en la zona cero, quien a pesar de darle un gran valor a la obra que se realiza, está consiente del atraso que tiene el trabajo en la zona cero.

Una vez culminada la obra Tarqui se convertirá en  un lugar renovado y con instalaciones nuevas con mucha más comodidad y calidad, en la parte de agua potable, sanitario y electricidad, donde los famosos tallarines se eliminaran del lugar, y de alguna manera esto ayudará a realzar el comercio en Manta, pues muchas de las personas que viven en este cantón y extranjeros cuando llegaban a la zona, uno de los principales lugares a los que acudían era al antiguo Tarqui, por lo que con estas reconstrucciones, Tarqui puede volver a ser el de antes anticipaba Oscar Palacios Macías, guardia de seguridad de la Compañía Seguiresa, quien le da protección a almacenes Tía.

“A pesar de una gran labor la que realiza, pienso que hay una mala organización aquí, pues a mi parecer deberían trabajar de una manera más organizada, donde primero debería arreglar una zona determinada, luego otra y así sucesivamente, y no de la forma que lo realizan en donde casi toda la zona determinada esta excavada, en cada esquina que uno pasa se encuentra con hoyos, montones de tierra, entonces esto hace que para los pocos comerciantes que hay, aun mas se le dificulte realizar sus labores”,  detalló Oscar Palacios, tras denunciar la mala organización en los trabajos que se ejecutan.

“Totalmente demorada está la obra, cuando ya ha transcurrido más de un año en este proyecto de reconstrucción, aún está totalmente entera y nosotros como moradores de la zona cero, se nos dificulta de gran manera el traslado, y con tantas excavaciones por todos lados hasta la delincuencia ha incrementado aquí, por lo que vivir en este lugar es sumamente complicado e inseguro”, denunció Segundo García morador de la zona, y comerciante, quien además se encuentra totalmente molesto por la demora del trabajo en la zona.

“A pesar de ser casi en su totalidad un lugar desierto, las pocas personas que aún están aquí en algunas ocasiones hacen problemas por los trabajos que se realizan en el lugar, y por los desperdicios que se desecha en la labor que se realiza aquí, por las excavaciones y cosas así, por lo tanto a nosotros como ingenieros ambientales y encargado de brindar seguridad industrial, somos los encargado de reciclar los desechos que genera la empresa como el plástico, madera, agua negras, entre otras cosas”, destacó Kelvin Umbría, ingeniero ambiental, quien resaltaba estas problemáticas a la hora de realizar el trabajo en la zona cero.

La realidad es un Tarqui desolado, a pesar de que poco a poco Tarqui se levanta, al adentrarse a la zona se observa casas totalmente cerradas, pues con la poca circulación de vehículos y personas encargadas de brindar la seguridad pública, la delincuencia ha aumentado en este sector, por lo que para realizar comercio es realmente difícil, las personas que aún mantiene sus negocios más lo hacen por el amor a este lugar que por la rentabilidad del negocio, eran palabras de Verónica Macías , quien es una de los pocos comerciantes que aún se mantienen en el antiguo Tarqui.

Pues, de los 3 000 comerciantes aproximadamente, con los que contaba el antiguo Tarqui antes del 16A, solo alrededor de 1 700 comerciantes fueron reubicados en el Nuevo Tarqui, mientras tanto el resto se vieron en la necesidad de buscar nuevas maneras de trabajar. Cundo recorren alrededor de 21 meses de aquel suceso trágico para los manabitas, algunos de ellos han vuelto con la esperanza de recuperar sus locales, con la reconstrucción de Tarqui mantienen la esperanza de que Tarqui vuelva a ser el de antes.

Sin embargo, uno de los puntos claves en estas obras que se realizan en Tarqui es la mano de obra, pues el 90% de la mano de obra no calificada, son personas de Manta o especialmente de la Zona Cero, personas que casi lo perdieron todo después del terremoto, de alguna manera esta fuente de trabajo que le brindan ayudará a su resurgir.

 

 

Arquitecta, Gabriela Vélez

Este tipo de instalaciones, el caso del soterramiento, cabe recalcar que es uno de los pioneros en Manabí, pus el soterrado de redes eléctricas y de telecomunicaciones de alguna manera va a aportar de manera positiva a los moradores y comerciantes de este lugar.

 

Comerciante. Ana Anchundia comerciante

Esta obra que se realiza en la Zona Cero, verdaderamente es muy buena, lo malo es que esta muy atrasada, para nosotros los comerciantes se nos dificulta de gran medida que todas las calles estén abiertas, zanjas y muros de tierra, si ya de por sí la clientela en baja y ahora con esto es aun más, pero tengo la esperanza que una vez culminada la obra Tarqui de4 a poquito vuelva hacer el de antes mejor.

 

 

Datos

Beneficios que obtendrán los comerciantes y moradores del sector Tarqui con las instalaciones de agua potable y alcantarillado sanitario, y soterramiento del cableado eléctrico y de telecomunicación.

Más seguros, con materiales más resistentes, de mayor durabilidad y más fácil de limpiarse, evitan los olores desagradables, pueden almacenar mayor cantidad de residuos y dejan mayor espacio en las calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *